Todos los horarios son UTC + 1 hora


Fecha actual Vie Feb 28, 2020 8:04 pm



Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Crónica sesión 23
NotaPublicado: Jue Oct 26, 2017 4:20 pm 
Desconectado

Registrado: Vie Abr 15, 2016 8:56 pm
Mensajes: 12
Una vez desvanecizos los enemigos Fico investigó un par de cofres que había en la habitación. Aparte de alguna cosa de valor hayó en su interior el tratado entre Andorán y (el país vecino) que el grupo de Rignia le robó a los gnomos en la posada. Acto seguido los compañeros salieron de nuevo a la entrada de la planta.

Se escuchaban sonidos mas allá de la puerta doble con los labrados. Examinados mas de cerca estos labrados descubrieron que había entre ellos un par de sierpes. Como la de la planta de arriba, aquella que salió del suelo y contra la cual tuvieron que luchar. Además había una inscripción en la que un obispo, posiblemente de tiempos lejanos, aunuciaba que en la sala tras la puerta había sellado con su cetro un gran peligro para el reino.

Fico desactivó una trampa en la puerta con la ayuda de Von Caster que le sujetaba una linterna. Y mientras Prim hizo añicos la puerta gemela y opuesta a la de la habitación donde habían peleado contra el enemigo. Se asomó y solo descubrió un pasillo con un recodo y mucho aire rancio. Pero esta exploración habría que dejarla para después de ver la sala principal.

Por fin abrieron la puerta doble y daba a una sala toda de piedra pulida con cuatro candelabros que ardían con fuego verde rodeando una zona elevada en cuyo centro se erigía una tumba custodiada por un circulo de runas mágicas. Y dentro del circulo, detrás de la tumba y con un cetro en la mano, estaba Rignia. Los miraba fijamente, con una nada buena mezcla de sentimientos reflejados en sus ojos. Y les dedicó unas palabras que venían a decir que el grupo de heroes le había molestado mucho mezclandose en sus planes pero que hasta aquí llegaba la cosa. Y dicho esto desapareció con el cetro.

Justo al desaparecer Rignia pasaron varias cosas a la vez. Montones de huesos que estaban diseminados por el suelo de la sala empezaron a combinarse para crear esqueletos deformes, entre los que destacaba uno enorme con tres piernas y cuatro brazos. Un ente incorporeo emergió de la tumba para fusionarse con el esqueleto mas cercano a la misma. Y apareció una mujer en una de las esquinas del fondo de la habitación.

Empezó el combate y debido al cuello de botella que era la puerta no todos los heroes podían estar allí para combatir. Así que el grupo de Paprikus y Cornualles se quedaron en retaguardia por si apareciera alguna otra amenaza por la escalera por la que el grupo había llegado.

Al-Sahim, Von Caster, Fico, Axel y Prim luchaban contra los esqueletos en la puerta de la sala y la mujer que apareció al fondo luchaba contra un par que se abalanzaron sobre ella. Los esqueletos pequeños no dieron la talla y el más grande y deforme tampoco duró mucho, sobre todo por los potentes ataques de Al-Sahim. La única contra fue que el esqueleto poseido por el ente alcanzó a Von Caster produciendole una extraña debilidad.

Durante la reyerta el esqueleto poseido por el ente fue destruido y a los pocos segundos el ente apareció de nuevo encima de su tumba. Prim cargó contra él comprobando que con un arma mágica se le podía dañar, pero el verdadero daño se lo infligió la mujer del fondo de la sala. Mientras peleaba contra los esqueletos, lanzando un cono de fuego por aqui y dando un lanzazo por allá, la inesperada mujer cogió un craneo de cristal de un altar que se alzaba en la parte mas lejana de la sala y lo hizo pedazos contra el suelo. Esto hizo que el ente volviera a la tumba para no salir de nuevo.

Una vez estaba todo tranquilo llegó el tiempo de las presentaciones. La mujer se llamaba Nur y llevaba un murcielago al hombro. Por lo visto estaba en una cripta del cementerio, no dijo lo que hacía allí, cuando apareció Rignia y tirando el cetro hacia donde estaba ella la transporto aquí.

Fico dijo de seguir a Rignia ya que el grupo creyó identificar la cripta como en la que casi muere Paprikus luchando contra un campeon esqueleto. Pero Prim opinó que eso estaba bastante lejos y que aunque cogieran los caballos no llegarían antes de que Rignia hubiera ido ya a cualquier otra parte. Y que además no podían irse sin asegurarse de que en la tumba no quedara mal alguno ya que el cetro no estaba allí para sellarla.

Al final una mayoria optó por abrir la tumba. A Fico no le convencía la idea porque todavía tenía en el recuerdo cuando Von Caster y él profanaron las tumbas de unos nobles andorianos y fueron castigados con una maldición. Aunque no era lo mismo profanar las tumbas de unos nobles herores de guerra que la de un ser maligno que podía, según la inscripción de la puerta, ser una amenaza para el reino.

Sin darle muchas vueltas al asunto, Von Caster y Prim empujaron la tapa de la tumba consiguiendo dos cosas. La primera y mas obvia fue que se abriera la tumba y la segunda fue activar un hechizo que los dejó cegados a ambos.

Dentro de la tumba se hayaba el cuerpo de un mago ricamente ataviado. Al-Sahim quiso coger los brazales mágicos que llevaba puesto el mago y esto produjo que se levantara y atacara al grupo. A la vez empezaron a bajar esqueletos por la escalera que custodiaban Cornualles y el grupo de Paprikus.

Los cegados Prim y Von Caster hacían lo que podían. Nur lanzaba hechizos de fuego y atacaba con la lanza. Y Axel invocaba el poder de su dios. Pero la autentica amenaza era Al-Sahim el cual estaba igual de acertado con sus ataques como contra el esqueleto deforme. Fico había decidido apoyar a Cornualles y los otros en la escalera.

El mago muerto acertó a Prim provocandole debilidad al igual que le pasara antes a Von Caster. Y dominó la voluntad de Al-Sahim para que atacara a Axel. Además mantenía a raya a Nur y Von Caster. Parecía que la lucha se decantaba para él cuando Axel gracias al poder de su dios consigió que Al-Sahim volviera en si y reanuara el ataque contra el mago.

Esta vez el mago invocó oscuridad y dejando a todos atras se dirigió hacia la escalera donde de un golpe mandó a Paprikus al suelo. Lo malo para él fue que una casi agotada Cornualles, que llevaba rato destrozando esqueletos a base de magia, todavía fuera capaz de lanzar un último hechizo. Y con ese hechizo le bastó. Lanzó hacía el mago rayos con ambas manos acabando con él.

Después de todo esto, y registrar el cuerpo del mago y los esqueletos, el grupo de heroes decidió que lo mejor era descansar para que Axel pudiera curar la ceguera de Von Caster y Prim. De lo que no pudo curarlos fue de la debilidad que contrajeron con los golpes del mago muerto.
Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron